Impresoras 3D y la moda.

Desde hace algunos años, las impresoras 3D se han popularizado alrededor del mundo. Cualquiera podría pensar que sería una herramienta completamente geek. Sin embargo, el ámbito de la moda nos ha sorprendido incursionando en la impresión 3D.

Marcas reconocidas como Victoria’s Secret, Iris Van Herpen, United Nude y otros diseñadores como Sebastian Errazuriz han incursionado en el diseño de prendas impresas con tecnología 3D.

El desfile de Victoria’s Secret de este año exhibió sus típicas “alas de ángel” con un tinte extravagante y tecnológico. La modelo Lindsay Ellingson fue la elegida para llevar el traje diseñado por el arquitecto Bradley Rothenberg. Después de escanear el cuerpo de la modelo con un escáner 3D se imprimieron las alas capa por capa con plástico de nylon al que posteriormente se añadieron miles de cristales Swarovski.

Iris Van Herpen presentó en conjunto con el fabricante Stratasys Ltd. y la marca de zapatos United Nude presentaron una colección de 12 pares de zapatos y ropa confeccionada con textiles impresos en 3D. Un ejemplo de ello es el vestido que presentó Dita Von Teese.

Por otro lado, Sebastian Errazuriz diseñó una colección de zapatos inpirados en 12 exnovias “12 Shoes for 12 lovers”. Cada diseño, de los que se han liberado 6 hasta ahora, corresponde a un tipo de mujer que incluye una reseña de cada una de ellas. Nombres como “La Virgen”, “Buscadora de Oro”, “Hot Bitch”, “Reina de Hielo”, entre otros han causado polémica.

A algunos podrá parecerles misógino, a otros creativo, a otros más, poco propositivo. Pero hay algo que no podemos negar, la moda existe para que la gente cree un sello personal a través de ella.

Las impresoras 3D y la posibilidad de personalizar tu etilo al extremo es una de las principales razones por las que un invento tan revolucionario y tecnológico como éste impacte de manera tan fuerte en un mundo tan banal como puede ser el de la moda.

Did you like this? Share it:

Speak Your Mind

*