Puercoespín domesticado y juguetón

Nunca pensé que un puercoespín pudiera ser juguetón. Este puercoespín da hasta maromas de gusto, mueve la cola y se ve que le encanta qe lo acaricien. Lo único malo es que hay que acariciarlo con guantes.

Did you like this? Share it:

Speak Your Mind

*